jueves, 1 de marzo de 2012

Niveles de subcontratación


Hoy he rechazado un puesto de trabajo con cuatro niveles de subcontratación.

CUATRO niveles: Trabajaría en las oficinas del empleador (Cliente final, le llaman) el cual pagaría a una empresa que paga a una empresa que paga a una empresa que paga mi nómina. Si, lo has leído bien. Hay tres empresas que simplemente comprarían mi nómina mas barata y la revenderían mas cara.

El empleador es la empresa que oferta las líneas ADSL mas caras de Europa en el país con los sueldos mas bajos. De repente, entiendo ambas cosas.

El primer nivel de subcontratación hoy es Trend Topic nacional en Twitter por haber realizado un ERE masivo en época de beneficios. El TT es #hpstopdespidos

El segundo y tercer nivel de subcontratación son simples intermediarios sin valor añadido; la subcontrata de la ETT del outsourcing de becarios, por así decirlo... Nadie realiza ningún trabajo productivo ni mejora el que yo haría en última instancia. Mas bien lo entorpecerían al obligarme a reportar a cuatro jefes diferentes.

Al final, todo esto me hace pensar que Karl Marx tenía razón: La plusvalía que genera un sólo trabajador vale tanto como para alimentar con caviar a miles de buitres que no hacen nada. La relación entre empleadores y empleados ha pasado de la simbiosis al parasitismo.

Y yo soy un privilegiado, porque he podido permitirme el lujo de rechazar ese trabajo.

Saquen ustedes las conclusiones que quieran al respecto...

1 comentario:

  1. Con tu permiso, lo twitteo por ahi. Estas cosas deben saberse.

    ResponderEliminar